Bicicletas, grandes amigas de la naturaleza

Bicicletas, grandes amigas de la naturaleza

Luego de ser testigos de los grandes cambios climatológicos alrededor del mundo, muchas personas, sobre todo en los últimos años, empezaron a ser más conscientes con la naturaleza y decidieron adoptar medidas preventivas y amigables con la naturaleza. Esto implicaba el cambio de varias actitudes y hábitos que comparten muchas personas en el mundo y de los cuales hablaremos a lo largo del presente artículo.

Uno de los factores que más se nota en los cambios climáticos tiene que ver con la contaminación del aire o, como algunos lo llaman, contaminación atmosférica, la misma que es provocadas por la emisión de diferentes gases tóxicos que contribuyen en el incremento del dióxido de carbono y, en consecuencia, el deterioro de la capa de ozono, la misma que protege a los seres vivientes de los rayos ultravioleta.

Más allá de las emisiones propias de fábricas, incendios y descomposición de diferentes tipos de basura y residuos, el gran contaminante del aire es, sin duda, el parque automotor. Y es que cada vez son más los millones y millones de auto que son usados en diferentes ciudades del mundo, los cuales producen una increíble cantidad de dióxido de carbono. Es aquí cuando las personas con consciencia ambiental decidieron optar por medios alternativos de transporte más amigables con la naturaleza.

Uso de bicicletas para reducir la contaminación del aire

Con todo lo anteriormente dicho, el medio alternativo por el que empezaron a optar muchas personas en todo el mundo fue y sigue siendo en estos días… la bicicleta. Y es que no produce ningún tipo de contaminación, es decir, desde emisiones tóxica hasta contaminación acústica.

Esta idea de manejar bicicletas como vía alternativa a los vehículos como motorizados de diferentes tamaños entre autos, motocicletas y trenes, ha crecido tanto en la era contemporánea que muchas de las ciudades del mundo tienen construidas ciclovías, estaciones para bicicletas y hasta centros de servicio técnico para bicicletas.

Sin duda, el uso de bicicletas ayuda a reducir los niveles de contaminación del aire, por lo que es necesario promover más esta actividad, puesto a que no solo favorecerá al medio ambiente, sino también a uno mismo, ya que cuando uno conduce una bicicleta, prácticamente está teniendo una actividad física que le ayuda a mantenerse fuerte y saludable.

El impacto del uso de las bicicletas como alternativa a los motorizados, fue, en su momento, una idea innovadora y revolucionaria, pues ha acaparado tanto la atención de jóvenes y adultos, que cada vez son más las personas que prefieren transportarse en este medio y así evitar que la contaminación sea máxima.

Deja una respuesta